Nosotros

En Leyma cuidamos de lo nuestro. Nuestros productos, nuestra gente, nuestros animales, las granjas que nos abastecen, nuestra tierra… Garantizar el bienestar del entorno y las personas que forman parte de nuestro día a día es uno de los secretos para elaborar productos de la máxima calidad y hacerlos llegar en óptimas condiciones de nuestra familia a la tuya, para que los disfrutes tanto como nosotros lo hacemos.

 

Leyma compra y produce en Galicia en línea con una de nuestras principales razones de ser: devolviendo a la tierra parte de lo que recibimos de ella. Nuestras preocupaciones en torno a lo que de verdad importa son un aliciente fundamental para poder hacerlo cada día mejor y colarnos en algunos de los momentos más especiales del día en una gran parte de los hogares gallegos. Somos una empresa familiar con más de 50 años a las espaldas y con el firme compromiso de apoyar a todas las personas que integran el sector lácteo, que mantenemos desde el minuto uno y que nos ha llevado a convertirnos en una marca esencial para el desarrollo y la supervivencia del campo gallego.

El 22 de agosto de 1962 se inaugura la central lechera con el nombre Leyma, las dos primeras letras de leche y mantequilla. La recogida de ese día fue de 2.000 litros, que se obtuvieron a través de intermediarios entre el ganadero y la central. El primer producto: leche pasteurizada en envase de vidrio.

En 1979 Leyma abre la planta de Sabón (Arteixo) y comienza entonces la venta de leche esterilizada y UHT, además de diferentes tipos de queso. Al año siguiente, la sociedad se trasforma por disposición legal en Cooperativa Agraria Provincial.

El grupo Leche Río, presidido por Jesús Lence, compró Leyma a Ebro Puleva en 2005. Con esta operación, Leyma, de gran tradición en el mercado de Galicia, pasó a ser una marca de capital privado íntegramente gallego, perteneciente desde entonces al principal grupo de leche de la comunidad autónoma.